Centros de mesa con flores sumergidas o flotantes

Bodas, cumpleaños, aniversarios, cenas familiares o simplemente la visita de un ser querido que no hemos visto en mucho tiempo: hay tantas oportunidades para celebrar, y ¿qué mejor manera de pasar momentos de alegría si no alrededor de una mesa puesta?

Por supuesto, si decidimos organizar una cena o almuerzo especial en nuestra casa, es esencial embellecer la mesa al máximo, y no hay nada más decorativo que un centro de mesa refinado creado con flores. En este caso veremos Centros de mesa con flores sumergidas o flotantes.

Si te interesan estos tipos de centros de mesa podés consultar también

Dependiendo de la ocasión y la época del año en que nos encontremos, podemos elegir entre muchos tipos de flores, para armarlas a nuestro gusto. Aquí hay 2 ideas originales para crear un centro de mesa con flores que dejará a nuestros invitados sin palabras: Con flores sumergidas o con flores flotantes.

Centros de mesa con Flores sumergidas en agua

Si tenemos vasos de vidrio transparentes bastante grandes, podemos crear una pieza central impresionante al llenarlos con agua y sumergir las flores en el interior.

Hasta ahora nada extraño, ¿verdad? La peculiaridad de esta pieza central radica en la forma en que estas flores se colocarán dentro de las copas: deben permanecer bien ancladas en el fondo. ¿Cómo? ¡Siguiendo estas simples instrucciones!

En primer lugar, debemos elegir la flor que queremos usar: ¿preferimos un solo brote o una ramita de flores?

Si optamos por la primera posibilidad, debemos insertar un cable pequeño (10 cm estará bien) a través de la base del brote, prestando mucha atención para no doblar el cable y no arruinar los pétalos. A continuación, debemos colocar dos pesas pequeñas (por ejemplo, dos tuercas) a los lados de la flor, fijándolas a través del alambre de hierro (será suficiente envolverlas con ella para no permitir ningún movimiento).

Este procedimiento debe llevarse a cabo con mucho cuidado y precaución porque el riesgo de arruinar la flor es muy alto.

Ahora solo tenemos que llenar nuestra taza con piedras de vidrio de colores y luego organizar nuestro brote entre ellas. Llenamos la copa con agua hasta el borde, siempre teniendo cuidado de no estropear la flor.

Si estamos satisfechos con el resultado, podemos completar todo colocando una vela flotante en la superficie del agua.

Si prefiere usar una ramita de flores, el procedimiento será más simple: simplemente llene su taza con arena de color, luego entierre la ramita dentro de ella. Al ejercer una ligera presión sobre él para no permitir que regrese a la superficie, vertimos lentamente el agua dentro de él y, en este caso también, si lo deseamos, colocamos una vela flotando en la superficie.

El efecto que dará el agua a esta pieza central será realmente sorprendente: las flores parecerán sumergidas en una gelatina transparente o en el vaso, y serán más grandes de lo que son.

Finalmente, la vela hará que todo sea más romántico y fascinante: ¡la pieza central perfecta para una cena especial y bastante original!

Centro de mesa con flores flotantes

Esta idea que, si se coloca en el centro de la mesa, despierta un aire de magia y relajación, es muy simple de implementar.

Todo lo que necesitamos será un tazón o un tazón de vidrio transparente, las flores de nuestra elección y burbujas de plástico. ¡Sí, el que se usa en el embalaje!

En primer lugar, debemos cortar el tallo aproximadamente a la altura del brote, de modo que solo quede una pequeña porción del tallo, después de lo cual obtener de la burbuja círculos de plástico del mismo tamaño que el brote. Ahora hagamos un pequeño agujero en el centro de los círculos que hemos obtenido, y organicemos la porción restante del tallo dentro.

Llenamos el cuenco 2/3 con agua, y ahora colocamos las yemas y flores en su interior: estas flotarán creando un efecto hipnótico y refinado. Si lo deseamos, podemos agregar velas flotantes o colocar algunas de colores a su alrededor.

Centros de mesa flotantes: Imágenes

Para realizar centros de mesa flotantes no solo se puede recurrir a las flores, también podemos recurrir a otros elementos como lo son los caracoles, las piedras, las ramas secas, peces, etc. Podemos ver algunas ideas a continuación.

 

Centros de mesa flotantes navideños

También para las fiestas pueden hacerse centros de mesa flotantes. Vemos varias opciones en las siguientes imágenes, donde la creatividad logra estos bonitos centros de mesa flotantes navideños:

¡La magia está garantizada!

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here